Con un lleno total del auditorio, salones y patio de la Central Unitaria de Trabajadores, se relizaron las asamblea generales convocadas por la Federación de Sindicatos de Metro para evaluar las medidas de ajuste económico planteadas por la administración y que tienen como consecuencia, el congelamiento de salarios y postergación de las condiciones pactadas en nuestros convenios colectivos.

El rechazo de los trabajadores fué contundente. Los trabajadores de Metro somos quienes colaboramos activamente desde un primer momento en esta crisis por mantener en funcionamiento la red de transporte metropolitano a pesar de las adversas condiciones de seguridad, con el propósito de brindar transporte expedito al pueblo de Santiago. No estamos disponibles para que los costos de reconstrucción de Metro tengamos que asumirlos los trabajadores con nuestro salario, es inaceptable que el Gobierno y el Directorio de la empresa propongan una medida que solo agravará la crisis del trasporte público.

Finalizadas las asambleas generales los trabajadores se han movilizado hasta el edificio corporativo de la empresa y las calles adyacentes para manifestar su férrea posición de defender los puestos de trabajo y lascondiciones laborales y salariales pactadas con la administración.
Posteriormente, los dirigentes concurrieron a la empresa para presentar formalmente la posición de los trabajadores y en búsqueda de un diálogo para resolver esta situación crítica siempre resguardando los intereses de quienes cada mañana ponemos en movimiento a Santiago.